DIRTY DANCING: de clásico del cine a exitoso musical

Casi treinta años después de su estreno, Dirty Dancing, una de esas películas románticas con el estatus del clásico, se cuela de nuevo nuestras vidas, esta vez en formato musical. Fue a principios de los noventa cuando vi esta cinta por primera vez. Aún recuerdo aquellas mañanas y tardes con mis compañeras de colegio ensayando durante el recreo la coreografía del famosísimo ‘salto’. Y es que en aquellos años todas las preadolescentes estudiantes de 4º o 5º de EGB soñábamos con que Johnny Castle (Patrick Swayze en Dirty Dancing) nos sacase a bailar, Zack Mayo (Richard Gere en Oficial y Caballero) nos llevase al fin del mundo en su moto, J.D (Brad Pitt en Thelma & Louise) nos hiciese un striptease secador en mano o Maverick (Tom Cruise en Top Gun) nos diese unas piruetas por el cielo. Y es que las niñas nacidas a principios de los ochenta crecimos pensando que el amor era como esas películas donde chico malo conoce a chica inocente y después de muchos avatares y obstáculos siempre acababan juntos, felices y comiendo perdices. ¡Hay que ver todo lo que tuvimos que desaprender sobre el amor años más tarde las niñas nacidas a principios de los ochenta! 😛

dirty dancing-cartel

Cuando vi el cartel de Dirty Dancing me llamó poderosamente la atención y, como me encantan los musicales, por qué no probar con esta curiosa adaptación. La verdad es que ha sido una gran elección, me ha encantado. La puesta en escena está bastante conseguida, los múltiples bailes que se suceden a lo largo del espectáculo son alegres y coloristas y qué decir del delirante final en el que bailan “Time of my Life”, madre mía, casi se me para el corazón de la emoción cuando los actores emulan ‘el salto’. Supongo que no fui la única porque todo el teatro prorrumpió en aplausos y gritos de júbilo en dicho momento cumbre.

Una cosa que no recordaba en absoluto de esta peli es que tenía una banda sonora tan buena: desde la sensual “Hungry Eyes” hasta la sesentera “Hey Baby” pasando por la memorable “Be My Babe” de The Ronettes.

En resumen, si os gustan los musicales y  Dirty Dancing ha sido una de vuestras pelis de la preadolescencia, os recomiendo que vayáis a verlo, no os defraudará.

@brokenheroes

Si te gusta... ¡Comparte! :-)Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: