Prendida a tu botella vacía, ANDRÉS CALAMARO

El 24 de mayo estaba señalado desde hace meses en mi agenda como un día especial. El motivo, [al contrario que el de la mayoría de los madrileños] no era la final de la Champions, si no el concierto de Andrés Calamaro.

Llevaba siete años sin verle en directo [desde la memorable Gira Dos son Multitud con Fito Cabrales] y estaba ansiosa por volver escucharle; tanto, como si fuera la primera vez. Las canciones del músico argentino, primero con los Rodríguez y luego en solitario, forman parte de la banda sonora de mi vida.  Muchos de sus temas me evocan nostálgicos momentos de la adolescencia y también me recuerdan a gente especial con la que compartí mucho Calamaro.

Reliquia de la gira "Dos Son Multitud". Calamaro y Fito. Getafe 2007.

Reliquia de la gira “Dos Son Multitud”. Calamaro y Fito. Getafe 2007.

Las clásicas cañitas previas nos las tomamos en La Esquina de Eusebio [bar famoso por las tapas free] y parada obligada antes de cualquier concierto en La Riviera. Aunque la mítica taberna estaba llena de rojiblancos deseosos de ver el fútbol, encontramos un sitio en la barra, resguardadito, en el que poder charlar a gusto con el partido de fondo.  El espectáculo de Calamaro se había retrasado a las 22 horas ya que la hora inicial coincidía exactamente con la del inicio del derbi madrileño.

Cuando llegamos a La Riviera sobre las 21.35, no había cola fuera y la sala estaba a un tercio de su capacidad. La gente estaba apurando al máximo la primera parte del encuentro. El concierto comenzó a la par que la segunda parte del partido por lo que hacía gracia ver a la mayoría de los hombres enganchados a sus móviles y a la web del Marca, y sus novias/esposas/acompañantes reprendiéndoles por no estar a lo que tenían que estar [con este percal, no fue complicado enterarse de los cuatro goles del Madrid cuando a mitad de alguna canción se formaba un jolgorio entre el público].

El artista eligió el poco manido “Output-input” del álbum El Salmón para iniciar el concierto.  A este le siguió el conocido tema de Los Rodríguez, “A los ojos” [un must en los conciertos del argentino]. A continuación sonarían un par de composiciones de sus primeros discos en solitario (después de la disolución de Los Rodríguez): “Te quiero igual” [del disco Honestidad Brutal ] y una canción que siempre me ha encantado,  “Crímenes Perfectos” [del LP Alta Suciedad], por la profundidad de la letra y porque muchas veces me he sentido identificada con ella.

“¿Sentiste alguna vez lo que es, tener,  el corazón roto?.
¿Sentiste a los asuntos pendientes volver, hasta volverte muy loco?.
Si resulta que sí, si podrás entender lo que me pasa a mí esta noche, ella no va a volver y la pena me empieza a crecer adentro, la moneda cayó por el lado de la soledad y el dolor…Todo lo que termina, termina mal, poco a poco.
Y si no termina, se contamina más, y eso se cubre de polvo.
Me parece que soy de la quinta que vio el Mundial 78, me tocó crecer viendo a mi alrededor paranoia y dolor, la moneda cayó por el lado de la soledad, otra vez…No me lastimes con tus crímenes perfectos, mientras la gente indiferente se da cuenta.
De vez en cuando, solamente, sale afuera la peor manera…”

                                           Crímenes Perfectos. Andrés Calamaro

Después de dejarnos encandilados con “Crímenes Perfectos”, era el momento de presentarnos los temas de su último álbum, Bohemio. Fue el turno entonces para canciones como “Bohemio”,” Rehenes” y “Nacimos para correr”. [El público llevaba la lección bien aprendida porque la mayoría de la gente coreaba de memoria los estribillos de este nuevo repertorio].

Concierto Andrés Calamaro. Gira Bohemio. La Riviera, Madrid. 24 de mayo 2014

Concierto Andrés Calamaro. La Riviera, Madrid. 24 de mayo 2014

Una vez acabada esta primera tanda de presentación de gira, y sin haber interaccionado todavía mucho con el respetable, Calamaro nos hizo mover las caderas con la alegre cumbia rockera, que os recomiendo que escuchéis, llamada  “Tres Marías” de su penúltimo disco On the rock.  A continuación sonó uno de sus temas más populares, “Loco”, al que siguió una canción de Los Rodríguez, que no era ni de las más populares ni de las más pinchadas, pero que a mí siempre me ha parecido una obra maestra: “Todavía una canción de Amor”.  [Os dejo el vídeo de una actuación de Los Rodríguez con Joaquín Sabina y la letra, una maravillosa retahíla de verdades que me estremece cada vez que la escucho]:

“No te fíes si te juro que es imposible 
no dudes de mi duda y mi quizás
el amor es igual que un imperdible
perdido en la solapa del azar

La luna toma el sol de madrugada
nunca jamás quiere decir tal vez
la muerte es un amante despechada
que juega sucio y no sabe perder

Estoy tratando de decirte que
me desespero de esperarte
que no salgo a buscarte porque sé
que corro el riesgo de encontrarte
que me sigo mordiendo noche y día
las uñas del rencor
que te sigo debiendo todavía
una canción de amor.

No corras si te llamo de repente
no te vayas si te grito piérdete
a menudo los labios más urgentes
no tienen prisa dos besos después.
Se aferra el corazón a lo perdido
los ojos que no ven miran mejor
cantar es disparar contra el olvido
vivir sin ti es dormir en la estación”.

                                                                                        Todavía una canción de amor. Los Rodríguez.

El ecuador de la actuación coincidió con una jam session de los músicos durante la que el público aprovechó para consultar el Marca, asearse e hidratarse con minis de cerveza. Acabada la jam, sonaron “Los aviones” [Honestidad Brutal],” Doce Pasos” [Bohemio] y un tema que hacía siglos que no escuchaba de Los Rodríguez y que me hizo una gran ilusión volver a recordar: “Canal 69”.  Así como la siguiente canción, “El Salmón”, un clásico que provocó que toda La Riviera botara al ritmo de su pegadizo estribillo. Finalizado este tema, Andrés se dirigió al público [una de las contadas ocasiones esa noche] para comunicarnos que el Real Madrid era el nuevo Campeón de Europa  y dar la enhorabuena a los hinchas allí presentes, mientras se paseaba por el escenario con una camiseta del Atleti. Después de este impasse futbolero, para mí fue fácil adivinar cuál sería la siguiente canción. No me equivocaba… de repente los acordes de “El Estadio Azteca” [mi canción] empezaron a llenar todos los rincones de la sala de la ribera del Manzanares. Creo que habré escuchado esta canción cientos de veces y no puedo evitar estremecerme cada vez que lo hago.

Andrés Calamaro. La Riviera. 24 de mayo 2014.

Andrés Calamaro. Gira Bohemio.

Con el público entregado, qué mejor momento para recordar uno de los himnos de Los Rodríguez: “Sin Documentos”. Al que siguieron los populares “Flaca” [previa intro del tango de Gardel, “ Volver”] y “Paloma”, pertenecientes ambas a sus discos de finales de los 90.

Después de esto, la banda se retiró al backstage, mientras los allí presentes coreábamos el Oé oé oé oé oé Andrés, Andrés típico en los conciertos del argentino. El bis se compuso de dos canciones más: “Alta suciedad” [tema que no podía faltar] y “Los chicos” [del disco La Lengua Popular], una canción que se ha colado últimamente en todos los setlist del artista porteño y que sirvió para poner el broche final a un concierto, para mí emotivo, por lo que representa Andrés Calamaro en mi vida. Lo que no quita que echara de menos un poco de interacción y complicidad con el público y más siendo el día que era.

Calamaro, como dirían en tu tierra: estuviste REsoso, ¿viste? 😛

Por último, me gustaría dejaros el vídeo que grabé de “Estadio Azteca”. Esta vez la grabación es un poco regulera [con la emoción no atinaba a grabar] pero mi intención esta vez no es que disfrutéis del sonido [que es REmalo]  si no que lo hagáis del especial ambiente que se respiró a lo largo de esta canción.

“Gracias le doy a la Virgen, gracias le doy al Señor
Porque entre tanto rigor, y habiendo perdido tanto…
no perdí mi amor al canto ni mi voz, como cantor

Prendido,
a tu botella vacía,
esa que antes, siempre tuvo gusto a nada…”

Brokenheroes y Andrés Calamaro

Brokenheroes disfrutando del concierto de  Andrés Calamaro

Calamaro, siempre prendida a tu botella vacía…

@brokenheroes

Si te gusta... ¡Comparte! :-)Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: