ELECTRIC FENCE Y SEX MUSEUM: Rock’n’roll made in Spain

El pasado jueves 26 de mayo fuimos testigos de la buena salud de la que goza el rock’n’and roll made in Spain de la mano de Electric Fence y Sex Museum en la Sala Sol.

A las 23 horas de la noche se subieron al escenario los madrileños Electric Fence bajo la mirada atenta de una sala con un aforo bastante aceptable teniendo en cuenta el día de la semana que era y la escasa afluencia de público que visita las pequeñas salas de conciertos últimamente.

El quinteto nos presentó varios temas de su último álbum “Science Friction”, un disco de rock’n’ roll setentero cuyo sonido eléctrico y potente ‘guitarreo’ recuerda a los ACDC más puros de la época de Bon Scott. Aunque el sonido no les acompañó mucho durante el concierto (ya estaba un poco alto, lo que producía un sonsonete un poco turbio), Electric Fence demostró con creces por qué han sido los recientes ganadores del  Wolf Fest  y nos ofreció una explosión de rock’n’roll del que yo llamo divertido; ese que hace que no puedas mantener las piernas quietas en el sitio y te obligue a moverte al son de la música aunque no conozcas ninguno de los temas. Una pena que su bolo sólo durase treinta minutos porque creo que todos los allí presentes nos quedamos con ganas de más.

Electric Fence en la Sala El Sol

Electric Fence. Sala El Sol

Para cuando Sex Museum hizo acto de presencia en el escenario, la sala estaba casi repleta, lo que da señas de cómo esta banda, que lleva ya más de 25 años en el escenario, sigue teniendo un gran tirón entre los “nostálgicos” de la movida madrileña.

Los ‘reyes del rock’n’roll malasañero’, como se les conoce en los ambientes rockeros de la capital, presentaban su nuevo disco “Again & Again”, un disco autogestionado y con un sonido menos cañero del que nos tienen acostumbrados.

Sex Museum. Sala El Sol

Hermanos Pardo. Sex Museum

Los hermanos Pardo, líderes del grupo y poseedores de unas indiscutibles tablas encima del escenario curtidas a base de conciertos y carretera, demostraron que el tiempo no ha pasado por ellos y que siguen con la misma energía que en sus comienzos allá por mediados de los 80. El concierto en líneas generales fue muy correcto, fieles como siempre a sus raíces setenteras inspiradas en grupos como The Doors (Fernando Pardo, el frontman, recuerda mucho en sus movimientos y gestos a Jim Morrison),  Deep Purple o The Who, de los cuales versionearon magnificamente el ‘I am Free’.

En definitiva, una noche para recordar, por un lado porque hemos conocido a una nueva banda de rock’ de pata negra, Electric Fence, que dará mucho que hablar; y por otro, porque hemos comprobado que las viejas glorias, Sex Museum, nunca mueren.

Aquí os dejamos unos enlaces para que podáis escuchar a ambas bandas:

Electric Fence

Sex Museum

@brokenheroes

Si te gusta... ¡Comparte! :-)Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: