“EL GUSTO ES NUESTRO”… (a pesar de los achaques)

Dos décadas han pasado desde aquella histórica gira que allá por los años 90 llenó estadios y plazas de, por aquel entonces, cuarentones y cincuentones, que acudían a escuchar por primera vez juntos,  a cuatro de los principales abanderados de la canción comprometida y del cambio social. Como la historia es cíclica, el pasado 18 de junio, el Palacio de los Deportes (en el ’96 fue en las Ventas) se engalanó  para volver a recibir en la capital una de las giras españolas más multitudinarias que se recuerdan en la historia de este país: “El Gusto es Nuestro”.

El gusto es nuestro

El Barclay Card Center estaba lleno hasta la bandera. El público era bastante ecléctico, aunque había predominio de nacidos antes de los ’60. Supongo que los allí presentes nacidos en los ’80 (mi caso), acudimos como relevo generacional (mis padres fueron al concierto del ’96) para disfrutar con melancolía de las voces que han sido la banda sonora de nuestra infancia y adolescencia.

Palacio de los Deportes. El Gusto es Nuestro

Esperando impacientes a que comience “El Gusto es Nuestro” en el Palacio de los Deportes. Madrid 2016

Los cuatro magníficos aparecieron juntos en el escenario y comenzaron el recital con el optimista tema de Serrat: “Hoy puede ser un gran día”, preludio, sin duda, de lo que iba a ser una gran noche. Tras el comienzo conjunto, el concierto se fue estructurando en bloques en los que los artistas cantaban, a veces en solitario, a veces a dúo y, en la recta final, todos a una.

A pesar de que veinte años dan para mucha nueva creación musical, el repertorio de canciones se centró en esos nostálgicos temas que todos estábamos deseosos de escuchar, aunque también hubo cabida para nuevas canciones como “Como voy a olvidarte” de Víctor Manuel , temas prestados como “Insurrección”, de El Último de la Fila, interpretado por el Miguel Ríos y Ana Belén, o “Peces de Ciudad”, esa increíble canción que el maestro Sabina le regaló a la dama del cuarteto y que a mí, como siempre, logró tocarme la fibra.

Ana Belen y Miguel Rios

Ana Belén y Miguel Ríos interpretando Insurrección.

Durante el concierto me resultó inevitable hacer un análisis de cómo el tiempo había pasado, de diferente forma, por cada miembro del cuarteto. Ana Belén y Víctor Manuel son los más afortunados. Ambos mantienen intactas sus cuerdas vocales y presumen de un físico envidiable. Serrat, a nivel vocal, ya no es lo que antaño, pero sigue metiéndose en el bolsillo al público con ese humor socarrón que tanto le caracteriza. Miguel Ríos también goza de un físico inmejorable y de un rápido sentido del humor que sacaba a pasear cada vez que “su alzheimer importado de Alemania” le hacía olvidarse de las letras de las canciones de sus compañeros.

El Gusto es Nuestro All

Serrat, Ana Belén, Miguel Ríos y Victor Manuel: “El Gusto es Nuestro” 2016

En resumen, un verdadero gusto disfrutar de este concierto. Una noche inolvidable para guardar en el baúl de los recuerdos melancólicos.

@brokenheroes

Si te gusta... ¡Comparte! :-)Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on Pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: